A&E EXTRAS

Una vidente mexicana busca desaparecidos y secuestrados

Irene Mendiola afirma que desde siempre tuvo la capacidad de ver el futuro, pero que fue a los 5 años, al ver al fantasma de su abuelo recientemente fallecido, cuando comprendió que podía percibir cosas extraordinarias. Ahora la mujer, oriunda de Michoacán, México, usa sus talentos sobrenaturales para ayudar a familiares de secuestrados y desaparecidos a dar con el paradero de sus seres queridos.

Hace quince años, cuando su fama de vidente ya se había extendido por todo el país, recibió la primera consulta, de una amiga muy cercana, sobre el paradero de su hermano. Aunque tuvo muchas visiones sobre el el hombre, los secuestradores lo fueron cambiando de lugar y terminaron por asesinarlo. Irene tuvo que contarle a su amiga que su hermano estaba muerto: “es de las cosas más duras que me ha tocado hacer, especialmente porque pude dibujar unos retratos de quienes habían estado relacionados con el secuestro y resultó que era gente de la misma familia. En ese tipo de casos me reprocho mucho por no poder ayudar antes de que ocurran desgracias. Pero por lo menos pude ver dónde habían dejado el cuerpo. Es peor vivir con la incertidumbre”, dice.

Desde entonces no para de recibir consultas de este tipo y, aunque los resultados son inciertos, la mujer afirma que a pesar de lo duro de su trabajo ha conseguido una suerte de paz mental al saber que da lo mejor de sí para darle consuelo a sus consultantes.

Videos A&E del mes: