A&EXTRAS

A una década del monstruo de Amstetten

Josef Fritzl mantuvo en cautiverio a su hija por 24 años en el sótano de su casa. Encadenada a la pared, Elizabeth era solo liberada para ser vejada sistemáticamente.

Conoce los perturbadores detalles del caso del "monstruo de Amstetten" aquí:

Desde el infame descubrimiento y su posterior juicio en el que fue condenado a cadena perpetua, Fritzl pasa sus días recluido en un pabellón psiquiátrico de una cárcel de alta seguridad en las afueras de Viena, donde alardea de ser “famoso en todo el mundo”.

Al día de la fecha, Fritzl ni siquiera siente remordimientos y se ha dedicado a escribir cartas de amor a su esposa, quien nunca le respondió. 

“Nací para abusar y, pese a ello, aún me contuve largo tiempo”. 
Ratificó a su psiquiatra durante una de las sesiones.

Elisabeth (52 años) y sus 6 hijos-hermanos (ahora tienen entre 15 y 29 años) han cambiado de apellido y viven alejados de Amstetten bajo fuertes medidas de seguridad.

Siguen bajo tratamiento psicológico intentando adaptarse a la sociedad. La última información detallada respecto de su situación fue dada por el diario británico The Independent, en 2010.

Basándose en el testimonio de una supuesta cuñada de Josef Fritzl, quien se identificó solo con un seudónimo, el periódico afirmó que la familia estaba recuperándose de manera satisfactoria.

No dejes de ver NCIS: LOS ANGELES, por A&E.


Fuente: https://www.clarin.com
Imagen: Facebook