A&EXTRAS

Los 5 cultos más peligrosos del mundo

Existen muchos cultos o sectas que parecen atractivos a quien busca contención espiritual, pero que pueden resultar extremadamente peligrosos. La historia nos demuestra que muchos de estas congregaciones terminaron realmente mal.

 

La Cienciología: nació de la mano del escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard, en 1952, y ahora parece ser la religión de moda entre las celebridades de Hollywood. Sin duda los fieles son los adecuados, porque pueden pagar las grandes donaciones necesarias para progresar intelectualmente. Y si están aislados de cualquier amigo o familiar no creyente, ¡mucho mejor!

 

La Secta Moon (La Iglesia de la Unificación): fundada en Corea, en 1954, por Sun Myung Moon, los pilares ideológicos de esta secta estaban alineados con la misoginia, homofobia, antisemitismo y anti-ateísmo. Eso sí, hay que reconocer que sus miembros tenían la libertad de entrar y salir cuando lo desearan.

 

La Familia Manson: liderados por el psicópata Charles Manson, varios jóvenes, a fines de 1960, asesinaron brutalmente a gran cantidad de personas, en el marco de una supuesta guerra de razas, donde los negros iban a masacrar a los blancos (según Manson). Este oscuro personaje continúa preso, pero sus seguidores todavía le son fieles.

 

Las puertas del Cielo: un culto suicida, que ocasionó la muerte de 39 de sus miembros en San Diego, en 1997. Su líder, Marshall Applewhite, aseguraba que la Tierra iba a ser limpiada y sólo se podría evitar el caos dejando sus cuerpos y espíritus para que fueran recogidos por los extraterrestres. Todos se envenenaron. 



 

La Orden del Templo Solar: en 1994, el líder de la secta, José Di Mambro, asesinó a un bebé de tres meses y a sus padres, proclamando que el niño era el Anticristo. Al ser atrapado, se desencadenó una serie de asesinatos y suicidios que provocó 70 muertes entre los miembros de la orden.

 

No te pierdas el estreno de la nueva temporada de ESCLAVOS DE LA CIENCIOLOGÍA el próximo miércoles 6 de diciembre. Sólo por A&E.


Imagen: Shutterstock.com