A&EXTRAS

La verdadera historia de Iván Milat, el asesino de mochileros

A finales de los años 90 se asesinaron a siete mochileros de entre 19 y 22 años en New South Wales, Australia. Los cuerpos de los tres alemanes, dos británicos y dos australianos fueron encontrados parcialmente enterrados en el Parque Forestal Belanglo. El culpable de semejantes crímenes fue Iván Milat, un habitante de la zona que aún hoy continúa cumpliendo las siete condenas consecutivas a las que lo sentenció la justicia.

 

Hijo de croatas, Milat vivía en New South Wales junto a su esposa Margaret. Se convirtió en sospechoso por varias pruebas pero fue un policía llamado Paul Onions quien dio en la tecla: reconoció a Milat como el hombre que se ofreció a llevarlo en su automóvil y que intentó asesinarlo en 1990 cuando viajaba como mochilero por la zona.

 

Tras esta declaración, la policía arrestó a Milat acusado de haber asesinado a los mochileros, tanto a puñaladas, como a incontables tiros en la cabeza. En su casa se encontraron armas que concordaban con las balas halladas en los cuerpos. Al poco tiempo fue condenado a cadena perpetua por cada una de las víctimas sin la posibilidad de libertad condicional. 

 

En la cárcel fue golpeado y después fue acusado de asesinar a un compañero de celda que apareció colgado, por lo que lo trasladaron a una cárcel de máxima seguridad. Allí se cortó su dedo meñique con un cuchillo de plástico, tragó filos de afeitadoras y otros objetos metálicos, e incluso hizo una huelga de hambre para que le dieran una PlayStation. No funcionó. 

 

Aunque la policía cree que estuvo involucrado en muchos más asesinatos, todavía no han podido probarlo.

 

No te pierdas los episodios estreno de FRONTERAS PELIGROSAS.


Fuente: https://en.wikipedia.org
Imagen a modo ilustrativo