60 DÍAS PRESO: EL EXPERIMENTO

La cárcel noruega que parece un hotel

No todas las cárceles son sucias, oscuras y con gente hacinada entre ratas y cucarachas. En Noruega se trata la problemática penitenciaria muy seriamente, lo que deriva en la construcción de prisiones modelo, como la de Halden, considerada la más humana del mundo.

 

En esta, como en cualquier prisión noruega, el objetivo de rehabilitar a los presos no es sólo retórica. En esta lujosa cárcel, los presos residen en celdas individuales, equipadas con televisión, nevera, baño privado, ventanas sin rejas, escritorio, gimnasio de última generación y hasta un estudio de grabación lleno de instrumentos musicales; todo tan prolijamente establecido, que pareciera ser el departamento de cualquier joven trabajador.

Además, el edificio desconoce de hacinamientos, al albergar tan sólo a 250 convictos, custodiados por 350 guardias. Otra famosa prisión noruega es Bastoy: más que una penitenciaría, es un pueblo donde los presidiarios conforman una verdadera comunidad, que dispone de 80 edificios, escuela, playa, iglesia, e incluso un campo de fútbol, para satisfacer cualquier necesidad…

 

¡Hasta se preocupan por reducir las emisiones de dióxido de carbono!

Gracias a este modelo penitenciario, la tasa de reincidencia de los delincuentes noruegos es tan sólo del 20%, bastante alejada de los valores latinoamericanos, que superan el 50%.

No te pierdas el estreno exclusivo de 60 DÍAS PRESO: EL EXPERIMENTO.


FUENTE: g1.globo.com

IMAGEN: pixs4u; Shutterstock / Justis- og politidepartementet, Creative Commons