A&EXTRAS

Georgia Tann: La siniestra mujer que robó más de 5.000 bebés

Viendo el rostro de esta mujer es poco probable que pensara que se trata de una sádica raptora y asesina de niños, pero así es.

Georgia Tann tenía una perfecta doble vida: en la alta sociedad de Memphis era vista como una gran benefactora y su fama fue tal que llegó a dictar conferencias en Washington, Nueva York y otras importantes ciudades sobre el tema de su especialidad: la adopción. La prensa la señalaba como una "destacada eminencia en materia de leyes de adopción".

La realidad era verdaderamente terrorífica - se calcula que Tann raptó y dio en adopción a unos 5000 niños, generando una fortuna de no menos de 30 millones de dólares. Además de raptar también asesinó y torturó a muchos otros, algunos acabaron en manos de pédofilos o fueron vendidos como esclavos

Tann obtenía a los niños a través del engaño, la manipulación y hasta la intimidación para quitarles a madres indefensas o incluso a parejas pobres a sus hijos; y soborno para obtener la protección de altas autoridades para su negocio.

Algunos de los padres a los que engañó y dio hijos en adopción fueron estrellas de Hollywood. Joan Crawford adoptó a través de la "Agencia" Tann dos niñas, las gemelas Katie y Cynthia. Incluso el gobernador del Estado de Nueva York hizo uso de su agencia de adopción.

Los más demandados eran los bebes recién nacidos. Tann los conseguía en los hospitales, y le pagaba al personal del hospital que decían a las madres que sus hijos habían muerto.

Según el testimonio de los supervivientes, en el sótano de su institución había una sala especial donde se torturaba a los niños, y se les colgaba en ganchos durante días con breves interrupciones. Existen incluso pruebas de abuso sexual por parte de Tann sobre las niñas. Además, la probable participación o complicidad en el asesinato de varios niños. Durante 1940 al menos 50 niños fueron asesinados por ella o sus cómplices. La cantidad de niños que terminaron como trabajadores esclavos solo se puede intuir.

"Sólo tiene que firmar este papelito", le decían a la pobre madre. Y no volvía a ver a su bebé nunca más, porque éste sería vendido o, si nadie lo deseaba, abandonado y maltratado hasta la muerte.

Estas actividades se prolongaron por 26 años. En 1950 una investigación oficial llevó a la clausura de siniestra agencia, pero Tann murió de cáncer ese mismo año, antes de poder ser llevada ante la justicia. 


Fuente: http://www.infobae.com
Imagen: Facebook.com