A&EXTRAS

En Arkansas los violadores podrán impedir que sus víctimas aborten

Arkansas ya era uno de los estados con leyes más restrictivas sobre el aborto. Recientemente, el gobernador Asa Hutchinson, del Partido Republicano, decidió ir por más: sancionó una nueva ley que convierte en delito las técnicas usadas en el 95% de los abortos durante el segundo trimestre: dilatación o evacuación.

 

Lo más increíble es que la nueva norma también permite que el padre o la familia de la mujer embarazada puedan prohibirle abortar, y además habilita al padre del niño a demandar a la mujer, sin importar que el embarazo sea producto de una violación o incesto.

 

Es decir, que en Arkansas un violador que embaraza a su víctima tiene derecho a impedirle que aborte y puede también demandarla. La ley tuvo la mayoría republicana de la asamblea de Arkansas, con un único crítico (el senador demócrata Will Bond), que dijo: “En la nueva ley hay tan solo una excepción, pero solo es efectiva si el embarazo pudiese conllevar un daño irreparable para la salud de la mujer.Sin embargo no incluye la violación como daño irreparable, algo que no tiene ningún tipo de sentido".

 

En 2013 el Congreso de Arkansas prohibió el aborto después de la semana 12 de gestación, pero esto va contra la doctrina del Tribunal Supremo, que en 1973 garantizó el derecho a las mujeres a abortar hasta el momento en que el feto fuera viable fuera del útero (semana 24 aproximadamente).

 

No te pierdas esta noche el estreno de FRONTERAS PELIGROSAS.


Fuente: playground.net
Imagen: Shutterstock, Inc.