A&EXTRAS

Durante años sufrió maltrato por parte de su novia

La foto que se observa al comienzo no muestra lo que el británico Alek Skeel, de 22 años, sufría cuando se apagaban las cámaras. 

Cuando la policía logró salvarlo, después de años padeciendo abusos consecutivos, parecía estar a “pocos días de morir”

Alek y Jordan Worth, también de 22 años, estaban de novios desde hace seis años, durante los últimos cuatro años el hombre fue sometido a violencias inconcebibles

Además de controlar todos los pasos del novio (incluso decidiendo qué vestimenta debería usar), era común que Jordan diese martillazos, golpease con botellas y quemara al joven. El caso de Alek era tan serio que debió pasar por cirugías en las manos, rostro y cabeza luego del rescate. 

El caso solo se descubrió cuando un vecino escuchó los gritos y llamó a la policía.

Al llegar al lugar, los policías notaron heridas de gravedad en las manos, piernas y brazos de Alek. Además, pudieron descubrir que se encontraba privado de cualquier medio de comunicación con su familia y amigos

Jordan fue detenida y condenada a siete años y medio de prisión por maltrato. Se declaró culpable de control coercitivo y lesión corporal grave. Esta es la primera vez que una mujer recibe una condena de este tipo en el Reino Unido. 

El detective responsable del caso, Jerry Waite, mencionó que el control coercitivo es algo sutil.

"La víctima tal vez no note inmediatamente que está sufriendo un abuso... y casi siempre puede terminar en violencia”.

La justicia le otorgó también a Alek una orden de restricción perimetral contra Jordan por tiempo indeterminado.

No te pierdas los episodios estreno de LO MEJOR DE POLICÍAS EN VIVO, por A&E.


Fuente: G1
Imagen: SBNA/Reproducción