A&EXTRAS

Comió basura durante un año y vivió para contarlo

Cuando alguien piensa en un plato apetitoso, jamás se le cruza por la cabeza que éste venga de un tacho de basura. Rob Greenfield fue en contra de cualquier creencia y se propuso mantener una dieta a base de los desechos de comida que recogió en más de mil contenedores del mundo.

 

Vale aclarar que a Rob no le falta dinero. La idea se le ocurrió mientras andaba en su bicicleta de bambú por Estados Unidos y se impresionó por la cantidad de comida que las personas desperdiciaban, cuando todavía era perfectamente comestible. Indignado, se propuso vivir a base de lo que los otros consideraban basura.

Para poder demostrar que su meta era posible, viajó a Sudamérica sin un centavo. Allí, Rob se reunía con un grupo de amigos para recolectar comida y sacarse fotografías con ella.

 

Durante más de un año, no solo consiguió mantener su dieta sin sufrir ni un problema de salud, sino que también esto le permitió ahorrarse el dinero que una persona cualquiera gasta a lo largo de un año en comida.

 

Y tú, ¿te atreverías?


FUENTE: www.playgroundmag.net

VIDEO: Rob Greenfield

IMAGEN: Sean Aranda; Creative Commons / Rob Greenfield; Facebook