60 DÍAS PRESO: EL EXPERIMENTO

Cárceles mexicanas: el precio de la subsistencia

En México, ser recluso de una penitenciaría no implica solamente buscar amigos” que te cuiden de los abusos, ni entrenar en el tiempo destinado al aire libre, como se ve en las películas. Allí, los presos deben pagar para obtener todos sus derechos, desde dormir acostado, beber agua o incluso evitar golpizas. Se estima que para sobrevivir en condiciones de mínima calma, uno debe pagar alrededor de 300 dólares al mes.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) afirma que el problema de las cuotas informales que deben pagar los reclusos suele ser peor en las prisiones estatales. Desde el primer momento en el que pisan una cárcel, deben pagar la ropa beige que está estipulada que utilicen, una plancha de cemento para dormir y una manta. Además, deben pagar para ir al baño o incluso salir un rato de sus celdas.

Estos pagos que deben realizar los presos en la mayoría de los casos son sostenidos por sus familiares que muchas veces terminan en la ruina porque no tienen de dónde sacar el dinero para darles. Los reclusos deben pagar hasta cuando estos mismos familiares los vienen a visitar ¡e incluso para que el guardia les avise que llegaron!

¿Crees que los presos deberían trabajar para pagar sus gastos en la cárcel?

 

No te pierdas los episodios estreno de 60 DÍAS PRESO: EL EXPERIMENTO

 

Y no dejes de hacer nuestra encuesta ¿LOS PRESOS DEBEN TRABAJAR PARA PAGAR SUS GASTOS EN LA CÁRCEL?

 

 


Fuente: http://www.bbc.com
Imagen: Shutterstock