A&EXTRAS

8 de los momentos más perturbadores del juicio por asesinato a Aileen Wuornos

El 9 de enero de 1991, la trabajadora sexual y asesina en serie Aileen Wuornos fue arrestada en The Last Resort Bar en Port Orange, Florida. Una semana después, Wuornos, de 34 años, confesó haber matado a siete hombres después de que la recogieran haciendo autostop en las carreteras del Estado del Sol.

Conocida como "La damisela de la muerte", Wuornos se convirtió en una de las asesinas en serie más famosas de Estados Unidos, y su juicio por el asesinato de Richard Mallory, de 52 años, se vio empañado por la controversia.

Estos son algunos de los momentos más impactantes del juicio por asesinato a Aileen Wuornos:

1. La ex novia de Wuornos la obligó a confesar.

Poco después del arresto de Wuornos, la policía localizó a su ex novia, Tyria Moore, en Scranton, Pennsylvania. Moore, de 28 años, negó cualquier participación en los asesinatos y aceptó ayudar a la policía para limpiar su nombre.

Según The Washington Post, Moore regresó a Florida y la policía la puso en una habitación de motel de Daytona Beach durante cuatro días. Según los informes, la mantuvieron con "suficientes Budweiser y hamburguesas" mientras grababan 10 llamadas telefónicas entre Moore y Wuornos mientras ella estaba en la cárcel.

Durante una de sus conversaciones, Moore le dijo a Wuornos que temía que la policía la arrestara por los asesinatos. Según el Orlando Sentinel, Moore también habló sobre suicidarse.

"Eres inocente. No voy a dejarte ir a la cárcel. Escucha, si tengo que confesar, lo haré. Yo soy la que hizo todo. No puedo dejar que te metas en problemas por algo que no hiciste".
Respondió Wuornos.  

2. Wuornos confesó siete asesinatos, pero aclaró que fueron en defensa propia.

Wuornos le dijo a la policía que deseaba nunca haber cometido los crímenes. 

"Aún así la mayoría de ellos empezaron golpeándome, si no reaccionaba, me iban a joder por el c***. [...] Se ponían rudos conmigo, así que no me dieron otra opción que pelear. [...] Me alejé de ellos [...] tomé mi arma y comencé a disparar".
Expresó. 

3. Un juez permitió evidencia de los seis asesinatos.

Aunque el primer juicio de Wuornos fue solo por el asesinato de su primera víctima, Richard Mallory, un juez dictaminó permitir evidencia de los otros seis asesinatos. La fiscalía pudo presentar esta evidencia debido a la ley de la Florida conocida como William's Rule, que permite que "la evidencia relacionada con crímenes colaterales sea admitida si ayuda a mostrar motivos, intenciones, conocimientos, modus operandi o falta de error".

4. La ex novia de Wuornos testificó en contra de ella.

Junto con la evidencia de los otros asesinatos, la acusación también tuvo un testigo estrella: Tyria Moore. Según el Orlando Sentinel, Wuornos "agarró un pañuelo cuando se llamaba el nombre de Moore" y Moore evitó el contacto visual con Wuornos durante su testimonio.

Moore testificó que el día de la muerte de Mallory, Wuornos le dijo que había matado a un hombre. Según Moore, ella dijo que no quería creerlo y le dijo a Wuornos que dejara de hablar al respecto. Moore también dijo que Wuornos no parecía herida o molesta el día que le contó sobre el asesinato.

Moore nunca fue acusada ni implicada en los asesinatos. 

5. Wuornos fue declarada culpable.

Después de dos horas de deliberación, el jurado declaró a Wuornos culpable de asesinato en primer grado.

Cuando se anunció el veredicto, Wuornos estaba visiblemente molesta y gritó:

"¡Fui violada. Espero que los violen, basura de América!".

En la fase de penalización de su juicio, se les pidió a los mismos miembros del jurado que recomendaran una sentencia para Wuornos. La fiscalía buscaba la pena de muerte y la defensa buscaba la vida sin libertad condicional.

6. El pariente de Wuornos testificó en contra de ella.

Durante la fase de penalización se planteó la salud mental de Wuornos. La defensa afirmó que Wuornos sufría de un trastorno de la personalidad.

Un psicólogo de la defensa expresó:

"La Sra. Wuornos es probablemente una de las personas más primitivas que he visto fuera de una institución".

Sus abogados también sostuvieron que su abuelo era un alcohólico que abusó de ella física y emocionalmente.

Pero las afirmaciones de Wuornos fueron cuestionadas cuando Barry Wuornos, el hijo de su abuelo, testificó que nunca había visto a su padre golpear o abusar de Wuornos. 

"Éramos una familia bastante normal, muy pocos problemas en la familia".
Expresó Barry Wuornos. 

7. Se hicieron ofertas para producir películas sobre Wuornos durante el juicio.

En el medio del juicio, se descubrió que varios investigadores contrataron a un abogado para que los representara para obtener derechos cinematográficos y así contar la historia de Wuornos. También se especuló que Moore estuvo involucrada en el negocio, pero esas afirmaciones nunca fueron comprobadas. 

8. Wuornos fue sentenciada a muerte.

El 31 de enero de 1992, Wuornos fue sentenciada a muerte.

"Por orden del gobernador del estado de Florida, usted, Aileen Carol Wuornos, será electrocutada hasta que muera".
Leyó el juez. 


Fuente: http://www.oxygen.com
Imagen: Facebook