A&EXTRAS

7 gestos de poder que te darán el dominio de cualquier conversación

El poder de la persuasión, ese que permite convencer a otro de hacer lo que uno quiere, está muy lejos de parecerse a la manipulación, la coerción y menos aún al autoritarismo. En cambio, se trata de una forma de seducción, un gesto, que a través de argumentos sólidos y verdaderos, conquista voluntades. A la hora de persuadir, existen algunos gestos y actitudes que no fallan.

 

1- Entrecejo relajado: el entrecejo fruncido es un gesto de ofuscación por excelencia. En cambio, emociones positivas, que provienen de la alegría y la tranquilidad, hacen que la musculatura del entrecejo permanezca relajada, justo como conviene a quien toma las riendas de un asunto.

 

2- Contacto visual: cuando una persona está confiada en sí misma, sin nada que perder, entonces puede mirar frontalmente a la cara, sin necesidad de esquivar la mirada ni temer porque alguien rechace el contacto. Eso se llama dominio.

 

3- Respiración constante y relajada: cuando se tiene el poder, nada ni nadie debe generar enojo o irritación. Por eso, la respiración debe ser siempre relajada y constante, más allá de cualquier mala noticia o situación desfavorable.

 

4- Brazos, manos y dedos relajados: nada de puños cerrados o manos empapadas de sudor. La postura de un líder es siempre relajada y de actitud distendida, aunque por dentro se jueguen temas de gran importancia.

 

5- Pies pegados al suelo: cuando existe un clima de tensión, como el que muchas veces impera durante reuniones álgidas, la gente más nerviosa suele canalizar su energía en el movimiento de pies y piernas. Este tipo de personas suele ser fácilmente persuasible.

 

6- Saludar a todo el mundo de igual modo: uno de los peores errores, a la hora de mostrarse con liderazgo, es saludar sólo a aquellos que conviene. Saludar a todo el mundo con buena gana, incluso a los desconocidos, que entonces, por cortesía, responderán el saludo.

 

7 - Jamás tocarse la cara de manera casual: es importante no llevarse las manos a la cara, ni para rascarse ni para tocarse levemente, puesto que se trata de movimientos que evidencian inseguridad.

 

No dejes de ver los EPISODIOS ESTRENO de BULL sólo por A&E.


Fuente: lenguajecorporal.org
Imagen: