A&EXTRAS

5 casos de asesinatos macabros poco conocidos (¡y terribles!)

Hay casos de asesinatos que son tan macabros, que parecen salidos de las pantallas del cine clase "B". Aunque poco conocidas, las historias que contaremos a continuación realmente sucedieron y sus actores revelan toda la frialdad y el sadismo que pueblan nuestras peores pesadillas.

Conoce ahora cinco casos enfermizos van a llenar tu corazón de horror:

katherine knight

La Hannibal Lecter australiana

Esta revuelve el estómago. Katherine Knight vivía una relación turbulenta con su exmarido, John Price. En el año 2001, y después de una serie de enfrentamientos que culminaron en una medida cautelar de restricción, Knight invadió la casa, apuñaló hasta la muerte a John, le arrancó la piel, cocinó su cabeza y partes de su cuerpo y sirvió todo en una mesa, con vegetales. En ese macabro escenario, cada plato estaba adornado con tarjetas que incluían el nombre de los hijos de la pareja. Fue la primera mujer australiana en recibir una condena a cadena perpetua.

condessa de sangue

La condesa de sangre

Puede considerarse a Elisabeth Bathory como la asesina en serie más grande de todos los tiempos. En el siglo XVII, más de 650 mujeres murieron por su culpa y por un motivo frívolo: la condesa húngara creía que si se bañaba en la sangre de aquellas que eran vírgenes podría conservar su juventud durante más tiempo. Fue condenada a pasar el resto de su vida en solitario, pero sólo resistió durante tres años.

George Haigh

El asesino de la bañera

En el Reino Unido, durante la década del 40, John George Haigh pensó que podía matar libremente si conseguía hacer desaparecer los cuerpos de sus víctimas. Para ello, las disolvía totalmente en una bañera con ácido. Por lo menos seis personas perdieron la vida a manos de Haigh. Pero el asesino no contaba con que existían, además del cuerpo, otras evidencias para acusar a alguien. Fue preso y ejecutado posteriormente.

Belle Gunness

La granjera sanguinaria

Nadie escapaba a la sed de sangre de Belle Gunness. Mató a pretendientes, novios, dos maridos y hasta algunos hijos nacidos de esos casamientos. Y no solo eso: alimentaba a los cerdos con la carne de las víctimas. Belle usaba las muertes como pretexto para obtener beneficios financieros del gobierno, como pensiones y seguros, e invertir en su propiedad. Todo esto sucedió entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, en Estados Unidos. Se sospecha que Belle murió en un incendio, pero hasta la actualidad la investigación no ha sido concluyente.

Jerry Brudos

El maníaco del zapato alto

Entre 1968 y 1969, Jerry Brudos secuestró y estranguló a cuatro mujeres en Oregon, Estados Unidos. El motivo: amputar los pies de las víctimas para llevar al extremo su fetiche por los zapatos. El pie izquierdo de su primera víctima servía como molde para otros calzados. También usó senos amputados como pisapapeles. Tenía por costumbre ponerse los zapatos y vestirse de mujer. Cumplió una pena hasta su muerte, en 2006, a causa de cáncer de hígado.

No dejes de ver NCIS: NEW ORLEANS, por A&E.


Fuente: Buzzfeed https://www.buzzfeed.com/
Imágenes: Wikipedia Commons, Aprendiz Verde, Youtube/Reproducción