SERIES

Lo que nadie sabía sobre “El patrón del mal”

Fan Spot
Por: A&E Latinoamérica

Aunque hoy es reconocida y aplaudida en todo el mundo, la historia de Pablo Escobar nació con mucha polémica. 

Cuando la noticia de una serie sobre Pablo Escobar salió a la luz por primera vez, Colombia entera contuvo la respiración por un instante. Hablar sobre Escobar y los actos que marcaron a la sociedad colombiana en los años 80’s y 90’s era un tema casi tabú... pero ya era hora de que alguien asumiera ese reto sin precedentes. De inmediato, muchas voces se alzaron en contra de los productores, y muchos medios y anunciantes vetaron la producción por anticipado. 

PATRÓN DEL MAL

Sin embargo, cuando “El patrón del mal” finalmente llegó a la televisión, las opiniones comenzaron a cambiar. La seriedad con la que se trató el tema y el enfoque elegido por los productores fueron todo un acierto. Desde el primer capítulo la serie rompió récords de audiencia. Con 1.300 actores, 450 locaciones, con óptica de cine y un presupuesto millonario, su repercusión fue tan grande que más de 40 países de Latinoamérica, Europa y África la compraron y la transmitieron con enorme éxito. 

La realización de la serie supuso una gran prueba para los productores, porque más allá del aspecto ideológico, los retos técnicos eran inmensos, pues en cada capítulo se necesitaban locaciones nuevas, vestuarios diferentes, e incluso personajes nuevos todo el tiempo, por no hablar de los costosos efectos especiales para recrear las escenas con explosiones y disparos. 

ESCOBAR APUNTA PISTOLA

Claro, el contenido fue lo que mayores contratiempos trajo a la producción.  

Las hermanas de Pablo Escobar reclamaron que la ropa de la actriz Vicky Hernández no se parecía a la que usaba su madre, Hermilda Gaviria. Los productores hicieron los cambios respectivos, pero meses después la hermana menor de Escobar interpuso una tutela para reclamar el derecho a la dignidad y el buen nombre de su familia. Según ella, la serie explotaba “amañadamente con fines comerciales” su vida y la de sus parientes. La tutela no prosperó, pero “El patrón del mal” siguió generando todo tipo de reacciones. Uno de los hermanos Ochoa Vásquez, miembro del Cártel de Medellín, quiso reunirse con los productores, pero dicha reunión, obviamente, nunca sucedió.  

Ante la falta de información sobre muchos de los socios de Pablo Escobar, la producción decidió fusionar varios personajes en uno. Pero el personaje que se mantuvo completamente fiel a como era realmente fue el de Pablo Escobar, magistralmente interpretado por Andrés Parra.  

ANDRÉS PARRA

Para meterse en la piel del capo, Parra prefirió hacer un diario detallado con notas de documentales y archivos periodísticos, en lugar de hablar con las víctimas o los familiares de Escobar. El compromiso de Parra con el personaje fue tan intenso que cuando terminó de grabar los episodios necesitó realizar una especie de ritual con velas, esencias y meditación, para liberarse de las energías del capo: “En la última sesión me despedí de Escobar porque, quiéralo o no, después de pensar de manera obsesiva en él durante tanto tiempo, se creó un lazo entre los dos. Hoy él ya está donde tiene que estar y yo estoy en mi casa”. 

No te pierdas "El patrón del mal", la apasionante historia de Pablo Escobar, una de las figuras clave del siglo XX, solo por A&E.


Fuente: semana.com